“Fijaos bien en vuestra compañera, porque algún día será escritora”. Estas fueron las palabras clave.

Comencé mi andadura en el mundo de las letras prácticamente por casualidad al ganar con doce años el segundo premio en un concurso de obligada participación en el colegio. Escuchar de voz de mi profesora de asturiano que algún día me convertiría en escritora fue lo que me animó a seguir probando suerte. Después de todo, siempre he sido una niña muy obediente; si tenía que ser escritora, no le iba a hacer un feo.

Es curioso, no recordaba el nombre de la mujer que me dio el primer empujón hasta llegar aquí, y voy y tengo durante unos días una compañera de trabajo llamada Coral. Que me aspen si aquel no era su nombre.

Ya que estamos, que conste que no gané por una mera cuestión de peloteo: mi chorrada escrita con sentido del humor no tenía nada que hacer contra todos los personajes de la mitología asturiana juntos. No me quejé porque la niña que ganó era amiga mía, y habría quedado bastante mal envidiarla en voz alta. Además, es verdad que su cuento resultaba más aparente que el mío. Te perdono, Coral. Y gracias.

Aunque me diplomé en Turismo, trabajo desde el año 2006 en una importante cadena española de cines, lo que me ha convertido en una cinéfila empedernida en una búsqueda constante de inspiración.

En 2013 empecé a compartir parte de mis relatos en un blog, relatos que trasladé a comienzos del 2015 a esta web. Bueno, en realidad me temo que se han quedado por el camino aquellos que no tengo finalizados. Haré lo posible por terminarlos para que vuelvan a salir a la luz, bien sea en esta web, o en una colección de relatos, o en su propia novela. Y no se me olvida que les debo una buena historia a mis queridísimas Itza y Zoi. Muchas personas me han animado y apoyado, pero como vosotras ninguna. Prometo que os lo pasaréis pipa siendo las protagonistas indiscutibles. A lo sumo, yo haré una aparición estelar para saludaros.

Hago por último un pequeño inciso aclarando que, a pesar de que hoy en día me dedico casi en exclusiva a escribir literatura erótica, me fascinan la fantasía y la ciencia ficción, géneros que espero abarcar pronto, eso sí, con un puntito picante y personal: El Punto Giu.

P.D.: mi página oficial en Facebook la tengo configurada para mayores de 18 años, por lo tanto para poder verla tenéis que tener iniciada sesión.

P.P.D.: El de arriba no es mi culo. Ni el de abajo. Mejor no busquéis mis partes pudientes por la web.

P.P.P.D.: Muchísimas gracias a David Baizán por ayudarme con esta web. Eres un cielín.


Puedes encontrarme en Facebook, en Twitter y en FanFiction.

¡Gracias por tu visita!

Giu Lap